Publicado el

Champú seco: qué es y cómo debes usarlo

La primera vez que oí hablar del champú seco, pensé: ¡menuda guarrería!… y ahora, sin embargo, no puedo pasar sin él. Es de esos productos que deberían formar parte de ese fondo de armario de la belleza.  

Cuándo usar el champú seco

El champú seco es un remedio genial para esos días en los que has hecho algo de ejercicio, pero no tienes ganas de volver a lavarte el pelo y, sobre todo, de secarlo. Por ejemplo, si vas al gimnasio pero tienes que volver a clase o a la oficina.

champú seco para después del ejercicio diario

Sirve para esos días en los que tu pelo no está sucio, pero tienes algo de grasa en las raíces. También cuando te levantas con un flequillo mal encarado, pero no quieres lavarte todo el cabello. Puedes usarlo también para lavar tus extensiones de clip sin necesidad de mojarlas. Eso es útil para evitar dañar el cabello con el lavado diario.

Puedes hacer una prueba para saber lo que es mejor para tí. Por ejemplo, si te lavas el cabello de manera normal unas tres veces a la semana, los días alternos puedes usar el champú seco.

También viene fenomenal para cuando haces un viaje largo en avión y no tienes una ducha disponible.

Por otra parte, si tienes el cabello teñido, te ahorras unos cuantos lavados, y así el color te durará más.

 

Lavado champú seco

 

Cómo elegir el mejor tipo de champú seco.

Tienes básicamente dos opciones: en polvo y en spray.

Pero, ¿y si prefieres usar productos con ingredientes naturales? ¿es posible hacer un champú seco en casa? Pues sí. Y muy fácil, por cierto. Tan solo debes mezclar:

  • 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • y unas gotas del aceite esencial que más te guste.

Debes mezclar bien todos los ingredientes y ya está listo para ser aplicado. Puedes aplicarlo con una brocha. O, si lo prefieres, puedes ponerlo en un salero pequeño y aplicarlo directamente en las raíces del pelo.

Cómo usar el champú seco

Prepara el cabello: retira cualquier horquilla, goma del pelo o clip que tengas colocado. Cepilla el cabello para que no tenga enredos. Recomendamos que lo hagas encima del lavabo para recoger con facilidad los cabellos que caigan y los restos de champú, si lo usas en polvo. Ten en cuenta que el cabello debe de estar totalmente seco. De no ser así se formarían grumos con el champú y la humedad y si eso sucede, sí te tendrías que lavar el pelo.

Aplica el champú seco en el cabello, especialmente en las zonas con más tendencia a producir grasa. Puedes usar tus dedos para aplicarlo de manera uniforme, pero no lo presiones con fuerza sobre el cuero cabelludo. No es bueno que masajees o frotes el champú porque se asentará y te va a picar el resto del día. Si usas un champú seco en spray, aplícalo a una distancia de unos 20 o 30 centímetros de la cabeza. Con el champú en polvo también debes guardar una distancia similar para que se distribuya de manera uniforme y no caiga solo en una parte de la cabeza.

Puedes cepillar tu cabello desde las raíces hasta las puntas. Aunque se utiliza principalmente en las raíces, puedes usarlo también en el resto del pelo, en caso de tenerlo un poco graso.

Deja que el champú tenga tiempo de absorber la grasa. El tiempo puede variar ligeramente, dependiendo de la cantidad de grasa que tengas. Este proceso puede durar entre cinco y diez minutos.

Aunque el champú seco huele bien, puedes aplicar unas gotas de aceite esencial a tu cabello. Olerá tan bien como cuando te lo lavas con agua y champú normal. Aplica unas gotas en las puntas, no en las raíces, o tu cabello volverá a estar graso otra vez.

Aplicar champú seco

Un consejo más

No uses el champú seco de manera seguida. Intercálalo con un lavado normal, con agua. Esto es porque el lavado en seco, en realidad no limpia. Si lo usas de manera seguida, sin lavar el cabello con agua, se puede acumular el producto en tu cuero cabelludo, y no cumplirá su función.

Beneficio extra

Una ventaja extra del champú seco es que aporta volumen al pelo de forma instantánea. Además el volumen es duradero. Esto es fabuloso, porque a veces no es fácil conseguir productos que nos den un volumen de larga duración. Además, puedes usarlo para obtener volumen de manera localizada. Es decir, si quieres conseguir volumen en la coronilla puedes aplicarlo sólo en esa parte. Verás que es efectivo y duradero. Es una razón añadida para poner un champú seco en tu vida.

¿Lo has usado ya?, ¿qué te ha parecido? Comparte tu opinión con nosotras, escribiéndola en los comentarios. Y si quieres estar informada de todo lo relacionado con el cuidado del cabello, suscríbete a este blog.

Un comentario en “Champú seco: qué es y cómo debes usarlo

  1. Es malo utilizar champú seco muy frecuentemente,y si es mejor casero o comercial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *