Saltar al contenido
Extensiones de Pelo Nais Hair Blog

¿Por qué las extensiones de pelo de calidad son más caras?

extensiones de cabello de alta calidad

¿Son mis extensiones son de buena calidad?

Hemos decidido ponernos extensiones y ahora es importante encontrar unas extensiones de pelo de calidad, puesto que las vamos a llevar las 24 horas del día y a partir de ahora van a ser ahora una parte importante de nosotras. Pero incluso en el mundo del cabello remy, existen distintos tipos de calidades de extensiones de pelo, dependiendo del tipo de proceso que se le dé al cabello. En algunos tipos de procesos, se aplica tal cantidad de químicos y de calor al cabello, que se le termina despojando de su protector natural (cutícula), con lo que el cabello queda desprotegido ante la humedad, el sol, y otros agentes externos. Pero esto no es fácil de notar al comprarlas, en ocasiones una solo se da cuenta de esto, tras haber lavado unas cuantas veces las extensiones de pelo.

extensiones de pelo de calidad

¿Por qué unas extensiones de pelo de calidad son más caras?

Unas extensiones de cabello de calidad serán como tu propio pelo, se pueden lavar, ondular, secar y pueden durar hasta un año. Unas buenas extensiones de pelo deberían ser imposibles de detectar tanto a primera vista como al tacto. Y llegar a este grado de calidad toma tiempo y dinero.

extensiones de pelo de calidad remy

 

A mayor selección del pelo, más calidad en extensiones

Como en todo, la calidad de un producto depende de la materia prima que se use. El cabello virgen y el cabello remy, son los cabellos de mejor calidad para las extensiones de pelo, porque duran más, se enredan menos, y son lo más parecido a tu propio cabello. Prácticamente todas las empresas de extensiones dicen que venden cabello remy, muchas veces ni ellos mismos tienen manera de saber si esto es así. Exige siempre extensiones de calidad REMY.

El proceso del pelo también afecta la calidad

Por otra parte, además de una buena materia prima, es importante saber qué proceso recibe el cabello. Algunas empresas realizan tratamientos tan rápidos (para producir más rápido y vender más) que destrozan literalmente el cabello, por el exceso de químicos agresivos que recibe.

Al procesar pelo algunos fabricantes de extensiones decoloran completamente el cabello en un baño de lejía caliente, y posteriormente lo tiñen. Esto es lo que llamamos pelo procesado y desgraciadamente representa una gran mayoría del pelo que hay en el mercado. En este tipo de proceso, el cabello pierde su cutícula, y por tanto su calidad. En un paso final, se le da un baño de silicona para que parezca más suave, pero en su interior queda un cabello frágil y débil. La manera correcta de procesar el cabello es despigmentarlo poco a poco, sin prisa, de manera que la cutícula quede completamente intacta. Después se pasa por un baño de color más lento, usando productos ecológicos que respeten la naturaleza del cabello.

El resultado de usar un pelo de buena calidad y un proceso del cabello correcto, son unas extensiones de pelo de una calidad superior.

Como decíamos en el artículo anterior, lo barato sale caro, así que apuesta solo por unas extensiones de pelo de calidad.